Actividad Ganadera

Para ser competitivo en los mercados locales, nacionales e internacionales, el productor ganadero moderno debe innovar constantemente y buscar nuevas  herramientas y técnicas de producción.

La utilización de los microorganismos Efectivos encierra grandes posibilidades para los productores de cerdo, ovino, caprino y vacuno. Este producto es económico, fácil de  aplicar y produce resultados en el control de olores.

Existen varias formas de EM para diferentes aplicaciones. Para el uso en producción animal, se utilizan normalmente el EM ZOO, EM REMED  para tratamiento de desechos.

El EM® se ha convertido en una gran herramienta para las unidades de producción animal gracias a sus efectos como probiótico, antígeno y sanitizador. La tecnología EM® utilizada en pecuaria se basa en tres pasos: en el agua para beber, alimentación y aplicación en las instalaciones. Los mejores resultados se obtienen cuando se aplican las tres combinadas.

BENEFICIOS EN EL CONTROL DE OLORES.

Su uso en el tratamiento de residuos produce resultados maravillosos, reduciendo drásticamente los gases emitidos productores de malos olores.

UTILIZACIÓN DE EM EN GANADERÍA.

El EM utilizado en la alimentación y en el suministro de agua de los animales ayuda a balancear la micro flora en el tracto digestivo del animal. Los microorganismos benéficos contenidos en el EM incrementan la capacidad de utilización de los nutrientes, disminuyen el olor de las deposiciones, y mejorar la salud de los animales reduciendo el estrés producido por la exposición a gases tóxicos.

MANEJO DE DESECHOS CON EM.

Uno de los métodos más efectivos para controlar los olores generados durante el proceso de producción es a través de la aplicación de EM en el manejo de los desechos. Su correcta aplicación resultará en la reducción del BDO (demanda biológica de oxígeno) y en  una drástica disminución de los niveles de amoníaco y otros gases tóxicos. El EM puede ser utilizado en cualquier tipo de sistema de tratamiento de desechos de los comúnmente usados en operaciones con ganados. Esto incluye el tratamiento de tanques, lagunas de oxidación  áreas de confinamiento. EM reducirá la contaminación de tierra y agua, mientras logra disminuir los olores. EM reducirá la concentración de gases tóxicos, reduciendo el estrés tanto en los animales como en los trabajadores.

DEPOSICIONES TRATADAS CON EM VS DEPOSICIONES SIN TRATAR

La diferencia fundamental es que a partir del tratamiento con los microorganismos efectivos, se produce un proceso de fermentación y en el otro caso se da un proceso de putrefacción. La calidad del fertilizante obtenido es afectada positiva o negativamente en función del proceso utilizado. El abono ordinario es preparado aeróbicamente mezclando repetidas con el objetivo de ventilarlo y exponerlo a la acción del aire (oxígeno). En contraste, el abono producido mediante la aplicación de EM se produce por la fermentación de las sustancias orgánicas principalmente producida por microorganismos aeróbicos a bajas temperaturas. Al no haber emisión de gases ni de energía en forma de calor, se retienen efectivamente los nutrientes y la energía.

De este modo podemos usar la Tecnología EM como aditivo probiótico agregado al agua que beben los animales. Como probiótico incorporado al alimento. Como tratamiento agregado al manejo de los desechos y las aguas negras. Como tratamiento para la producción del abono orgánico de alta calidad a partir de las deposiciones de los animales. En practicamente todos los sectores de la ganadería, como por ejemplo:

Ganado Porcino

Ganado Ovino y Caprino

Apicultura

Ganado Bovino

Aves

Picifactorias

¿Necesitas asesoramiento de un profesional?